A ella no le pueden fallar con la verga ni un solo día, por eso le prestó el panocho al compadre. Ella quiere riata.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Mientras el esposo está dormido en el cuarto de arriba, la mujer está gozando la pinga del compadre en la cocina. La noche anterior los compadres se reunieron para festejar un cumpleaños. Por esta razón, el esposo se puso demasiado pedo y ya no pudo coger a su hembra. Sin embargo, ella no tolera pasar un día sin una macana en su hecho, motivo que la orilla a darle las nalgas al compadre. La hija de puta está en la cocina, con su calzón diminuto, que se hunde en la comisura de su culo. Así que el compadre no aguanta las ganas de darle un arrimón. Al sentir la verga gorda y caliente en el trasero, la madura le suplica que al fornique. Así pues, el viejo cachondo le baja las bragas y la empina un poco. Tiemblan los cubiertos y los trastes debido a las embestidas del compadre goloso.

Categorias: Youjizz
A ella no le pueden fallar con la verga ni un solo día, por eso le prestó el panocho al compadre. Ella quiere riata.

Comentarios

11 min 4.117 visitas