A Juana la chichona le puede faltar culo pero nunca las ganas por mamar la verga, a cambio de unas lamidas de panocho.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Aunque sus amigas se burlen de ella porque tiene las nalgas tan planas como una tabla, ella es la que más vergas ha probado. El secreto está en sus tetas, un par de melones redondos y jugosos. Con tal de saborear las frutas de sus pechos, muchos hombres le han dado la verga hasta por el culo. El último de ellos le mamó las tetas hasta dejarlas irritadas y no soportar el menor roce. Por consecuencia, el cachondo mamador tuvo que continuar succionando en las verijas. Con sus largas piernas rodeaba la cabeza del joven. Este no paraba de mamar, masticaba arduamente como una vaca. Así pues, cuando le trataba de salirse del panocho viscoso, ella lo aprisionaba y lo ahogaba en sus genitales. Gracias a las ricas mamadas, la flaca echó un chorro de agua de la vulva y bañó el rostro enrojecido del amante. Valió la pena mamar.

Categorias: Beeg Etiquetas:
A Juana la chichona le puede faltar culo pero nunca las ganas por mamar la verga, a cambio de unas lamidas de panocho.

Comentarios

5 min 236 visitas