Al esposo no le importa que sea infiel, lo que le molesta es que su vieja coja con panzones de verga chica.

⇓ Descargar Vídeo HD
Descripción Compartir Comentarios

Ya van varias veces que el esposo encuentra a su vieja dándose sentones en la verga de un panzón. Como es lógico, el marido lo saca de la casa a golpes y patadas. Pero su mujer es un vieja ávida de verga y siempre vuelve a revolcarse con el marrano. Así pues, ayer volvió a llegar a casa con el amante barrigón. Ella lucía un sensual atuendo de lencería, que hacía ver más grande su monumental culo. Aunque el viejo estaba excitado, el calzón apenas se veía abultado. Sin embargo, a la vieja caderona le encanta esa pinga pequeña porque puede devorarla de un bocado. De este modo, la señora traga el pepinillo del sancho y su buco toca el pubis sin ningún problema. Gracias a la excepcional mamada, aquel pito logra crecer un centímetro más. Ahora, el panzón se sienta en una silla y deja que ella rebote gustosa en la macana.

Categorias: Beeg Etiquetas:
Al esposo no le importa que sea infiel, lo que le molesta es que su vieja coja con panzones de verga chica.

Comentarios

9 min 1.085 visitas